¿Cómo resistir el calor si estoy embarazada?

Con el aumento de las temperaturas el embarazo puede resultarnos realmente agotador, dado que las molestias propias en este estado se magnifican: piernas pesadas, tobillos hinchados y un cansancio que se vuelve más palpable. Por ello es recomendable tener en cuenta una serie de factores que nos ayuden a sobrellevarlo lo mejor posible.

 

Pregnant  woman

 

Alimentos a prueba de calor

Con estas temperaturas es normal que las mujeres embarazadas sufran más náuseas o mareos y que acusen una mayor falta de apetito. Lo más beneficioso en este estado es evitar las comidas copiosas o los guisos elaborados, que provocan unas digestiones muy pesadas y hacen trabajar más al organismo. En su lugar lo recomendable es tomar alimentos ricos en fibra como verduras, ensaladas y frutas frescas, todas ellas con un alto contenido en fibra y líquidos.

Los hidratos de carbono como las ensaladas de pasta, el arroz y el pan, y las proteínas también son recomendables; eso sí, cocinados a la plancha y con poco aceite. También es importante reducir la cantidad de sal diaria, ya que de esa forma estaremos disminuyendo la retención de líquidos de nuestro cuerpo.

 

Hidrátate mucho

Dado que la hidratación es fundamental, lo mejor es saciar la sed con agua, zumos naturales o bebidas isotónicas, que tienen una gran cantidad de minerales que favorecen la rehidratación. Por el contrario, las bebidas muy azucaradas, con gas o cafeína deben evitarse. Es importante además beber un mínimo de dos litros de agua.

 

Evita salir durante las horas centrales del día

Debes evitar exponerte al sol durante las horas centrales del día (de 12:00 a 17.00 horas), ya que es cuando más nocivos son los rayos y más queman. Recuerda llevar siempre una botella de agua y un abanico, y echarte protector solar antes de salir.

 

Ejercicio refrescante

La natación es un plan muy refrescante que te ayudará a aliviar ciertas molestias. Además, el ejercicio aeróbico que se realiza nadando evitará que cojas más peso del debido.

 

Opta por llevar ropa ligera

Evita los materiales sintéticos y elige telas suaves y naturales como el lino, la seda o el algodón. No optes por cortes estrechos que te aprieten la cintura o las piernas y elige prendas finas como los vestidos holgados. Respecto a los pies, elige sandalias o zapatillas con velcro para ajustarlas a tu gusto y evita las bailarinas, que pueden suponerte una molestia con la hinchazón.

 

Guarda la bisutería

Aunque vayan siempre contigo, evita las pulseras, anillos y collares. Con el calor tus extremidades se hinchan y la bisutería puede resultarte incómoda y prieta.

 

Además de todos estos consejos, aprovecha para ir a la piscina o la playa, donde te olvidarás de las altas temperaturas y podrás pasar un buen rato.

 

Fuente texto: www.enfemenino.com/embarazo/embarazada-en-verano-s1387177.html

Fuente imagen: eco4dvalencia.com/2014/09/15/verano-embazada/

No Comments.

Leave a Reply

(requerido)

(requerido)