¿Qué nombre le pongo a mi hijo?

La elección del nombre de tu hijo es una de las cosas que más pensamos cuando estamos esperando un hijo. ¿Quieres saber qué aspectos hay que tener en cuenta?

 

468138613

 

Es una decisión que debe ser meditada por los padres, y pensar que será el nombre que le identifique para siempre. Por eso, muchos padres buscan nombres originales, que les definan y diferencien del resto. También suelen elegirse nombres que para ellos tiene un significado especial.

 

Consenso de los padres

No debe frivolizarse con la elección del nombre. Debe imperar el deseo de los padres sin olvidar que el niño convivirá con ese nombre el resto de su vida. En caso de no gustarle, podrá cambiarlo cuando cumpla 18 años.

 

¿Qué aconsejan los expertos?

Ningún estudio científico o psicológico ha podido demostrar que el nombre que se impone a un bebé afecte a su forma de ser. Sin embargo, durante miles de años muchos pueblos han elegido el nombre del recién nacido por su significado. Aún así los expertos recomiendan:

  • Que no se busquen nombres excesivamente sofisticados, raros o difíciles de escribir o pronunciar, ya que puede causarles problemas en un futuro.
  • Hay que tener en cuenta los apellidos y evitar cacofonías o redundancias.
  • Si el apellido es largo, es conveniente elegir un nombre corto, y viceversa.

Para evitar problemas al niño, la ley establece una serie de restricciones a la hora de inscribirlo en el Registro Civil del lugar donde haya nacido el pequeño o la localidad donde estén empadronados los padres.

 

¿Cuántos nombres puedo ponerle?

No podemos imponer al bebé más de un nombre compuesto, como Juan-Alejandro (tendríamos que decantarnos por una de las dos combinaciones). Tampoco está permitido inscribirle con más de dos nombres simples, como Marta Luisa del Carmen (sobraría uno).

 

¿Hay nombres prohibidos?

  • Sí, la ley establece prohibiciones a aquellos nombres que perjudiquen a la persona por extravagantes, ridículos o impropios, como Rocinante, o los que se refieran a conceptos negativos o irreverentes, como Lucifer.
  • No es posible registrar como nombre un apellido, ni imponer al recién nacido un nombre que no deje claro su sexo.
  • Tampoco es posible poner al bebé el nombre de un hermano, salvo que este haya fallecido.

 

¿Es posible inventarse el nombre?

Sí, siempre que no se infrinjan las prohibiciones que establece la ley. En caso de que el encargado del Registro pusiera pegas o se negase, se puede recurrir y será el juez del Registro Civil quien decidirá si puede admitirse o no.

 

¿Se pueden registrar diminutivos o nombres coloquiales?

Sí, gracias a la Ley de Identidad de Género que entró en vigor el 15 de marzo de 2007 y que anula la prohibición que figuraba en la Ley del Registro Civil de registrar a los niños con diminutivos o nombres familiares y coloquiales, como Chema, Nacho o Manolo. Hoy en día, nombres que por su uso generalizado hayan dejado de relacionarse con el nombre del que se derivan y tengan sustantividad propia (como Lola, que proviene de Dolores), ya pueden inscribirse desde el nacimiento como nombre propio.

 

¿Son admisibles los nombres extranjeros?

Sí se admiten, aunque posiblemente nos pidan documentación que acredite la existencia del nombre. Si tiene traducción al español se podrá inscribir en el idioma que los padres prefieran.

 

¿Puede cambiarse el orden de los apellidos?

Sí, aunque es imprescindible que los padres acudan juntos al Registro para inscribir al bebé. Una vez que el primogénito ostente primero el apellido materno, todos sus hermanos deberán llevarlo también. Si los padres no están de acuerdo, llevará el apellido paterno en primer lugar.

 

 Fuente texto e imagen: goo.gl/lkD4SS

 

No Comments.

Leave a Reply

(requerido)

(requerido)